Liceo Gregorio Cordovez

Camila Meneses Castro, ex alumna del liceo Gregorio Cordovez

“ESTAR EN ESTE LICEO FUERON LOS MEJORES AÑOS DE MI VIDA”

 

  • Extraña su época de estudiante pero cada vez que regresa a La Serena, visita el liceo y recorre con cierta nostalgia todas sus dependencias, para encontrarse con sus profesores y amigos

 

En toda una universitaria ejemplar se ha convertido Camila Meneses Castro (18), ex alumna del liceo Gregorio Cordovez de La Serena que, actualmente cursa el segundo año de la carrera de Ingeniería Civil Química en la Universidad Técnica Federico Santa María, en Valparaíso.

Cada vez que visita su ciudad, se da el tiempo para acudir al liceo, compartir con sus profesores, recorrer sus patios y conversar con los alumnos y amigos que aún mantiene, “el estar en este liceo fue hasta ahora los mejores años de mi vida. Sin duda, fue un proceso muy lindo para mí porque pude hacer diferentes cosas, desarrollarme en varias actividades, en inglés, historia, lenguaje y música. Tuve un montón de oportunidades, yo personalmente de verdad agradezco mucho al liceo, por eso sigo viniendo. A mí no me sacan del liceo, le agarré un amor terrible”.

De forma espontánea y cariñosa, Camila revive su etapa adolescente en el establecimiento educacional que la formó, cuando llegó a cursar primer año medio en 2012. Desde entonces, mantiene aquel vínculo indisoluble que le ha permitido hoy ser una destacada universitaria que, a pesar del cambio liceo-universidad, dice que no le ocasionó dificultades dado que su casa de estudios “tiene una mística y una identidad grande con su nombre que es Federico Santa María. Me gustó la universidad porque tiene ese mismo espíritu liceano. Todo lo que aprendí aquí lo he desarrollado allá. Uno está lejos de la familia y a veces es complicado hacer amigos y otras relaciones, pero el liceo me dio buenas herramientas para enfrentar lo que venía”.

En lo académico expresa que le ha ido muy bien y que el liceo Gregorio Cordovez le dio “una buena base”, ejemplo de ello es que se ha mantenido en la carrera con buenas calificaciones, no así como algunos de sus compañeros universitarios, “muchos ya han desertado y la gran mayoría viene de colegios particulares. Siento que el liceo me dio una buena base. La mayoría de mis compañeros no viene de liceos municipales, por lo menos en mi universidad es así. Yo llegué bien, me he mantenido y supe aprovechar a los profes que están a acá”.

 

 

ORQUESTA

Cuando Camila cursaba segundo año medio se integró a la orquesta del liceo, allí aprendió a tocar el saxofón  y cultivar su afición por la música. De hecho hoy también integra la orquesta en la Universidad Federico Santa María, pero esta vez con otro instrumento de viento, el clarinete, “la base musical la obtuve del liceo. Creo que la música abre un mundo de posibilidades para lo que sea y de seguro que aquí más de un niño va a salir muy experto”.

Así pudo viajar junto al resto de los integrantes a Andacollo, Montegrande, Arica y Santiago, en diversas presentaciones musicales.

Si bien siempre se interesó por aprender a tocar algún instrumento y ser parte de la orquesta del liceo, ella sostiene que también se hacía parte de otras actividades como los diálogos de inglés, debates y taller de patrimonio, que le dan identidad al liceo, “fueron un montón de actividades en las que yo participé como alumna y todo esto hace que uno tenga un amor a esta institución”.

“Siempre que tengo la posibilidad de venir a La Serena mi panorama primero es venir al liceo, saber cómo está todo, mis profesores, mis amigos porque hay muchos que yo conocí cuando ellos estaban en séptimo básico y ahora cursan el cuarto año medio”.

Preocupada para que las nuevas generaciones mantengan el vínculo con la comunidad educativa, Camila hace un llamado para que “sepan aprovechar bien sus años en este liceo, los que pueden ser los mejores de sus vidas.  Tenemos profesores muy buenos en este establecimiento y no lo digo sólo porque los quiero, sino porque se lo merecen. Se hacen evaluaciones docentes y ellos salen competentes y destacados y eso es un indicador que son muy buenos profesores, entonces los estudiantes tienen que aprovecharlos porque así cuando sean más grandes, podrán alcanzar las metas que ellos quieran”, finalizó